Cosas encontradas por la calle 1: El cuaderno

cuaderno
La semana pasada una niña llamada Noelia se dejó este cuaderno en el andén del Cercanías de Nuevos Ministerios. Y yo lo cogí. Ya desde un primer momento, antes de leerlo, me sentía llena de maldad y regocijo, acariciando el cuaderno y protegiéndolo de la vista de los pasajeros que se subían en Recoletos, como si fuese un Golum enloquecido. Lo de protegerlo de la vista de los pasajeros era sobre todo para que no viesen esa portada y pensasen que venía de mi clase de educación especial. Presentía que me iba a encontrar algo bueno y que al mismo tiempo me iba a horrorizar.
Pero no puedo abriros el cuaderno sin antes desnudaros mi corazón y confesar que soy una absoluta fanática de la ortografía. Tengo fantasías en las que voy a casarme con el cantante de Héroes del Silencio, y en el último momento alguien (un ser maravilloso que me conoce mucho y me ama profundamente) se levanta en la última fila de bancos de la iglesia y dice que se opone a la unión porque Bunbury lleva ene antes de be. Por lo tanto, ya sabéis que mi interés en el cuaderno era puro afán de espantarme ante la ignorancia de esta juventud que se nos viene encima. Lo abrí por la segunda página, y ya en aquel momento mi mente malvada comenzó a componer odas de burla maligna para Noelia:
Noelia, encantadora paletita de 1° de la E.S.O. C. Noelia, milagro andante del sistema educativo español. Noelia, grácil gacela que sortea pruebas de nivel y orientadores escolares y que, salto a salto, a fuerza de permanecer escondida entre la maleza selvática durante los exámenes finales, has conseguido llegar a 1° de E.S.O. sin poner puntos ni comas.
Noelia, animala ortográfica, ira de mis entrañas, desastre mío, alma mía. La lengua española inicia un viaje de tres pasos sin comas ni puntos ni espacios y cae destrozada al final de un barranco. No-e-lia

Noe, tía, no mires, pero tienes al demonio de la ortografía detrás de ti

Noe, tía, no mires, pero tienes al demonio de la ortografía detrás de ti

Pero pasemos de las odas malignas y comencemos por el principio.

Primera página:

Primera página

Carita sonriente emoticonoide. Lengua con diéresis, lengüa. Rezo porque esa u sea un intento de smiley, y no una u con diéresis de verdad. De todas formas, ¿qué cojones pasa con esas caritas sonrientes? ¿Por qué las ponen detrás de todo lo que escriben? Yo, cada vez que veo un smiley teenager, no puedo evitar ver en esa boquita curvada y esos ojitos ingenuos una disculpa en plan “Mira qué mal escribo, pero no te enfades, no me pegues, que soy muy majo, jiji”.

Segunda página: Un CURIOSO EJERCICIO que me deja sumida en la tristeza.

ejercicio

Este tema me trastorna. No termino de entender por qué los jovenzanos éstos escriben tan fatal, teniendo en cuenta que se pasan el puto día escribiendo en sus móviles del futuro. De hecho, si ya no hablan, que sólo escriben, ¿no deberían haberse vuelto unos auténticos maestros de la lengua escrita? ¿No tendrían que ser los Chéjovs del chat? A mí el Messenger me educó la escritura y me dotó de la agilidad necesaria para escribir chorradas como la que están leyendo ahora mismo.

Y aparte, ¿qué futuro le espera al planeta? Quiero decir, ¿se acabaron las interminables discusiones amorosas por Messenger o privado de facebook? Un amigo dice que no, que seguirán siempre ahí, pero que las de ellos tendrán cero riqueza lingüística, y nada de toda esa demagogia enfermiza que tenían las nuestras, es decir, que serán la mitad de divertidas, además de emoticonizadas hasta el empacho. Se ahorrarán mucho tiempo por falta de dominio del lenguaje, cosa que les envidio. Pero me sigue pareciendo mal, fatal. Porque sí, se ahorrarán ese tiempo que nosotros tirábamos a la basura desmenuzando la ira con nuestras parejas, pero su cabreo, por culpa de la falta de puntos y comas, y de la consecuente  incomprensión mutua, seguirá ahí, así que terminarán matándose.

Este cuaderno, aparte de descubrirme curiosos ejercicios adaptados a estos tiempos de horror ortográfico y absurdo comunicativo, que nuestra Noelia bonita resolvió con más o menos buena fortuna, me abrió una rendija que me permitió vislumbrar el corazoncito ingenuo de la Noe. Esa pequeña alma One Direction, llena de sueños y fantasía, y absolutamente desconocedora de lo que es un punto o una coma, y casi un espacio entre palabras. Véanlo ustedes mismos:

redacción
[Transcripción exacta del texto]
Un día estábamos con unos amigos y me dijeron quieres ver una peli y entonces respondi ¡Claro! ¿A que hora quedamos? A las 5:00 vivo en el 1ºB Eran las 5 me arregle y fui a llamar al telefonillo llame y me dijo Jorge dos segundos y salgo salió y nos fuimos a ver la peli me dijo es muy bonita y le respondí creo que si y me pregunta ¿cuando acaba la película? Y a los dos segundos dije vamonos a tu casa no me esta gustando la película y fuimos a su casa y dijo Jorge estoy en casa y dijo su padre traes a tu novia eh, respondió Jorge ¡Sólo somos amigos! Y yo me reí. Entonces me dijo mañana quieres qué quedemos me gustaría Charlar contigo y así nos reimos un rato y si surje algo vale. Me gustaría te amo y yo respondí pués claro. FIN

Noelia, me haces sufrir, muchachita. Quizás si te quedases a ver enteras esas películas que abandonas a la mitad, a tus 13 años entenderías que hay un recurso milagroso llamado ELIPSIS que puede ahorrarte esas sucesiones de acciones sin ningún interés (“y fui a llamar al telefonillo llame y me dijo Jorge dos segundos y salgo salió y nos fuimos a ver la peli”). Es normal que se te den tan mal las redacciones. Yo las odiaría si tuviese que describir exactamente cada una de las acciones que realizo.

Linda Cardellini indignada por lo mismo que yo

Linda Cardellini indignada por lo mismo que yo

En ese momento de regocijo malvado, saliendo de la estación de Atocha, ya tenía toda la mente inundada de reproches y prejuicios hacia la pequeña Noelia. Caminaba apretando los dientes y sonriendo, siendo todo lo arpía que puedo llegar a ser. Y entonces reparé en el final de la redacción, las últimas palabras escritas a boli negro, seguramente añadidas después de la corrección del profesor para que nadie las viese.

redacción

“Me Gustaría charlar contigo y así nos reimos un rato y si surje algo vale. Me gustaría te amo y yo respondí pués claro”. Oh, Dios mío. Ese final triunfal, sincero y llano, borró de un plumazo toda la ineptitud de la Noe para la redacción y la ortografía. Sí, amigos: de pronto saqué mi flagelo invisible, me fustigué, y me dije: ¿Quién te crees que eres, desgraciada? Te escandalizas ante la ignorancia adolescente, hablas de ellos como si fuesen animales disfrazados de Selena Gomez que vienen a destrozar tu mundo de ene antes de be, pero no te das cuenta de que también tienen corazón. Y justo en ese momento mi mente rebobinó y tuve un último presentimiento. ¿No había un error en el último ejercicio de la escritura de móvil? Pasé las páginas rápidamente. Ahí estaba. El f).

ejercicio

La respuesta correcta, con la que Noelia finalmente había dado, era 1 beso, pero antes había cometido un error, que estaba tachado, y bajo ese borrón podía verse perfectamente: Primero B. ¿No era ese…? Volví rápidamente a la redacción y tuve un pequeño temblor. Sí. Primero B: EL PISO Y LA LETRA DE CASA DE JORGE. Emoción total. A la mierda Crepúsculo. Larga vida a Noelia y Jorge.

Llegué a casa, me senté, y, a modo de exorcismo de mi manía ortográfica, escribí la nota que realmente merecía nuestra querida protagonista, y no toda esa mierda de odas burlonas y malignas:

Pequeña y dulce Noelia: Eres un amor. Ve a por Jorge a tope. Le gustas 😉

Etiquetado , , , , ,

3 pensamientos en “Cosas encontradas por la calle 1: El cuaderno

  1. Jtxo dice:

    Me gusta mucho ¡¡¡ Que todo sobreviva bajo el sol !!!

  2. chica migraña dice:

    ¡La referencia a Lolita me mató! (sí, me cuidé de poner el tilde y los signos adecuadamente al hacer este comentario)

    • Gracias, chica migraña (bonito nombre que me obliga a contarte, por si pudiera servirte, que a mí se me pasaron las migrañas cuando me quité una muela del juicio). No estaba segura de que si se captaba o no el lolitismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

la contraeducación

la educación de la no-educación

SINSUEÑO

todavía recuerdo cuando podía dormir

Porque usted se lo merece

marujeo postmoderno

La maruja común cotillea en la pelu; la postmoderna tiene un blog.

La medicina de Tongoy

Porque usted se lo merece

Inestable

Tensiones en el arte contemporáneo

La Acacia Suspira

Porque usted se lo merece

BU2ON

Porque usted se lo merece

milodonymadrono.wordpress.com/

Quemad Madrid o llevadme a la López Ibor

Porque usted se lo merece

Porque usted se lo merece

Ana Galvañ

Porque usted se lo merece

Francisconixon

Porque usted se lo merece

GLÜCK, niños con suerte

Porque usted se lo merece

loly planet

Porque usted se lo merece

PlanetaImaginario

Porque usted se lo merece

JAVI CAMINO

Porque usted se lo merece

IAV

Porque usted se lo merece

La abuela bloguera

Porque usted se lo merece

A %d blogueros les gusta esto: