Yo confieso: Los novios maricas

He tenido tres novios maricas. Cuando lo digo en público, la gente tuerce el morro.

tumblr_mj42vvkHkm1qjlkoio1_1280.png

Hombre torciendo el morro. El también es invertido, pero no lo sabe.

Después de soltar la bomba, mientras intento explicar la historia, los presentes no me escuchan, porque hay unas voces dentro de sus cabezas que gritan muy alto y no les dejan oír. Estas voces dicen:

¡Pobre desgraciada! ¡Infeliz, engañada como una idiota! ¡Se rieron de ella en sus propias narices! ¡Usada como monigote de una farsa!

Y al final se oye un voiceover maligno como de señora mala que susurra:

Si la miras bien, tiene algo masculino. Fíjate en el pelo. Y no tiene muchas tetas… pero, claro, no es lo mismo…

Automáticamente, las voces dan paso a una imagen que se proyecta sobre el bulbo raquídeo de los oyentes como si fuese una pantalla de IMAX pequeñita. Me ven sentada en una cama, me escuchan llorar en dolby surround mientras soy abandonada por un joven amanerado con pendiente en el lóbulo derecho al que le asoma el tanga por fuera del pantalón. Abajo, en la calle, le espera un negro en shorts, que además es brasileño y diseñador de vestuario de Carnaval, mientras yo le grito que no se vaya, por favor, que no se vaya.

tumblr_mk379moDoO1qeu46zo1_1280

Este no es el rollo.

Muy bien. Estos filmes inventados que se proyectan en la cabeza de la gente son una obra maestra. ¡Qué colores, qué verismo!  Son bonitas peliculitas, enmarcadas dentro de la corriente cinematográfica del lugar común, lo que yo gusto de llamar Cine Cansino. Parad ya, por Dios y por la Virgen.

tumblr_lxf7whvwoo1r1w31so1_500

¡Ya basta, joder, YA BASTA! ¿No veis que estoy sufriendo con vuestras ansias de cliché?

¿Qué tienes que decirnos, pobre desgraciada, que consiga desmontarnos nuestro plató mental de “Habitación tras una salida del armario con posterior abandono”? ¿Hay algo que pueda anular el contrato con la actriz que hace de ti y que balbucea llorosa sonándose los mocos con la sábana? Pues SÍ. Ahí va:

tumblr_lo43vqUUzx1qe2gl0o1_1280

Vaya patinazo, guapa. Te creías muy lista con tus suposiciones, pero te voy a poner EN TU SITIO.

Primero:

Antes que nada hay que aclarar que lo que para alguna persona podría resultar una proporción exagerada (¡Tres novios gays! ¡Oh, dios mío!) para mí es una proporción mínima. Explicación: he tenido muchos novios. ¿Dónde va esta flipada?-dirán ustedes. Sobreexplicación: No soy la furcia que ustedes están pensando, no tengo delirios de grandeza y ni siquiera estoy especialmente buena. Simplemente he vivido a la busca y captura del amor romántico como una mujer de mi tiempo. Quería el romance que vi desde pequeña en las películas, pero no quería el de una película concreta, no. Quería el de TODAS LAS PELÍCULAS, así que no me quedó otro remedio que buscar esos distintos amores por aquí y por allá, para sentir que estaba cumpliendo con el papel que me había encomendado a mí misma. Así que, ¿qué suponen tres novios maricas dispersos en una larga sucesión de relaciones más o menos afortunadas? No son un porcentaje significativo, desde luego. Y, lo más importante: hay que incidir en el punto de que no son TRES NOVIOS MARICAS y después un grupo de hombres heterosexuales clónicos, no. Son TRES NOVIOS MARICAS y el depresivo que se echaba Brummel y que huía de los accidentes de tráfico que provocaba, el celíaco al que le robaba pan sin gluten en El Corte Inglés, el que hacía tai chi con abuelos en El Retiro, el que de día se mantenía distante y por las noches gritaba mi nombre en sueños diciéndome que me quería, el que estaba enamorado de su madre… casi todos hombres maravillosos, buenos chicos, y plenamente satisfactorios en el hacerme sentir que estaba viviendo el romance que quería vivir. Diría más: Incluso dentro de esos TRES NOVIOS MARICAS podría separar al chico pijo y guapísimo que ocultaba bajo su apariencia impecable un cuerpo anillado por sí mismo en el baño de su casa, al rubito que me enviaba por correo cómics de un romanticismo bellísimo dibujados por él mismo,y, curiosamente, a mi mejor amigo. Es decir, que no son TRES NOVIOS MARICAS (y ya voy a dejar de ponerlo en mayúsculas, leñe, que no hay necesidad ninguna y deben estar ustedes hartos), sino tres personas y punto. Tres personas que creo que estuvieron enamoradas de mí, aunque yo no fuese un hombre como los que les gustan ahora mismo. Y no, no me dejaron por un hombre. A uno le dejé yo, con otro simplemente se acabó, con el último no recuerdo ni lo que pasó.

No se vayan a pensar cosas raras.

No se vayan a pensar cosas raras.

Segundo:

Mientras estaba con ellos, en esos bellos años de la adolescencia, me quisieron como yo les quise (o todo lo parecido que se puede querer en una relación, que ya se sabe que nunca es una cosa muy balanceada). Sé que en las pantallas mentales de IMAX de la gente que escucha “He tenido tres novios que ahora son gays” aparecen humillantes escenas en las que planos detalle de miembros viriles flácidos se intercalan con primeros planos de mi cara de decepción con diferente iluminación (para dar a entender que son muchas veces, muchos días distintos, y diferentes momentos del día). Pues siento romper la relación película cerebral-vida real de nuevo, pero no había planos de ese tipo. ¿Por qué iba a haberlos, si aún no habíamos pasado de los 20 años, e íbamos por la vida alegremente como sanguijuelas en celo?

tumblr_lwewjmNcsH1qaqsoco1_500

Pues eso.

Tercero:

¿Tuvo algo que ver la homosexualidad latente, ese monstruo brillante que aguarda escondidito en la cabeza de algunos nenes y  nenas, con el hecho de que las relaciones se rompieran? No, nada que ver. De hecho, cuando estuve con ellos, YO YA SABÍA QUE LES GUSTABAN LOS CHICOS. ¿Y eso cómo se come?-dirán ustedes. No lo sé. El caso es que yo lo sabía, que lo hablábamos, y que no suponía ningún problema. Sólo era un punto más de camaradería en nuestra adolescencia, una razón más para tortolear y para sentirnos raros y mutuamente comprendidos. Porque en esa época no éramos nada, éramos un feto a medio formar. ¿Por qué iba a resultarme extraño que a mi novio le gustasen también los chicos, cuando yo vivía igualmente en una indefinición constante?

tumblr_mcnt148MFC1qf6jy9o1_r1_1280

Tal que así pasábamos las tardes del domingo.

Cuarto:

No hay nada más que decir. Esto es todo. Era esta una perorata que tenía que soltar de una vez, porque la cosa últimamente se estaba poniendo muy fea cada vez que salía el tema a colación.

La cosa se estaba poniendo fea...

La cosa se estaba poniendo fea…

Sólo añado que, de tanto pensar en estos amores de adolescencia mientras escribía este post, me he sorprendido al descubrir lo sencillos que eran, y, en un primer momento, no he conseguido entender por qué.  Pero ya he caído. Benditos aquellos tiempos  en los que nunca llegábamos a averiguar que nuestro amante no sabía ni hacer una tortilla francesa o que era un guarro que nunca cambiaba la funda de la almohada. Los chatis de aquella época venían lavados y planchados por sus mamás, y no se sabía su verdadera naturaleza de hombres pulcros o desastres, ni siquiera ellos la sabían, porque su cuarto y sus vidas también estaban procesados y organizados por sus señores padres. Era maravilloso.

Les dejo con una maravillosa balada de una tal Ela de Castro, chica talentosa que ha compuesto una canción con respecto al tema que hoy he desarrollado. Ella sí que sufrió. Escúchenlo ustedes mismos: https://www.youtube.com/watch?v=mNVR1oO5050

Chim pún.

Chim pún.

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , ,

10 pensamientos en “Yo confieso: Los novios maricas

  1. Me ha gustado muchísimo y no puedo menos que solidarizarme con las víctimas.

  2. Víctor dice:

    Te felicito desde la total comprensión, la juventud nos da una tolerancia que ya la quisiéramos ahora, recuerdo a quienes ahora son exclusivamente homosexuales y en su adolescencia fueron bi, y a quienes ahora son exclusivamente heterosexuales y en su adolescencia fueron bi.
    Tus etiquetas merecen un descojone aparte, muy justificadas las de IMAX, morro torcido y zorras. No lo dejes. Sigue. Vamos!

  3. Pero qué valentía. No me puedo imaginar a un hombre escribiendo sobre sus ex novias ahora lesbianas. Bueno sí, la verdad es que está bien eso de usar un número x de parejas homosexuales que llame la atención, para luego decir que es un porcentaje mínimo del total.
    A lo mejor los pobres pensaron que todas las mujeres eran así y se cambiaron de equipo. Tan sólo aceptar que te gustan los sopapos que reparte una chica al escribir te deja en desventaja en este mundo cruel de la reputación en línea. Yo, por ejemplo, iba a dejar aquí el link de un vídeo( pongo la tilde para ahorrarme el sopapo aunque no pronuncio la palabra así) pero ya no lo voy a hacer por correr el riesgo de llevarme una bofetada escrita como la de un post anterior que disfruté mucho leer.
    Será que es más fácil pensar en cambiarse de acera que pensar en estar con la Srta. Sopapo y enfrentársele.
    Att: otro seguidor de cachetes sin vergüenza y colorados.

  4. Jane dice:

    Buenísimo. Me divierto un montón con tus escritos. Y en éste me parece genial que hayas prescindido de los adjetivos ( a veces tan falsos e inútiles) y hables de personas, que es lo importante.

  5. Ra dice:

    Mi primer novio adolescente también era marica, nos amábamos locamente y “nuestra canción” era una de Madonna. Lo juro.

  6. Maria dice:

    En mi caso fue al revés, yo me fui con una chica!^^

  7. frank dice:

    En mi caso dos novias mias resultaron ser lesbianas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

la contraeducación

la educación de la no-educación

SINSUEÑO

todavía recuerdo cuando podía dormir

Porque usted se lo merece

marujeo postmoderno

La maruja común cotillea en la pelu; la postmoderna tiene un blog.

La medicina de Tongoy

Porque usted se lo merece

Inestable

Tensiones en el arte contemporáneo

La Acacia Suspira

Porque usted se lo merece

BU2ON

Porque usted se lo merece

milodonymadrono.wordpress.com/

Quemad Madrid o llevadme a la López Ibor

Porque usted se lo merece

Porque usted se lo merece

Ana Galvañ

Porque usted se lo merece

Francisconixon

Porque usted se lo merece

GLÜCK, niños con suerte

Porque usted se lo merece

loly planet

Porque usted se lo merece

PlanetaImaginario

Porque usted se lo merece

JAVI CAMINO

Porque usted se lo merece

IAV

Porque usted se lo merece

La abuela bloguera

Porque usted se lo merece

A %d blogueros les gusta esto: