PUTO CALOR, TÚ QUE UNES Y TRASTORNAS NUESTRAS ALMAS

Vuelvo de vacaciones. Madrid en agosto. Tórrida felicidad, sudorosa diversión, reptar de nuevo hacia el trabajo con los ojos inyectados en pena. Cuando crees que te vas a desmayar, y que nada puede ser peor que esa gota de agua turbia que te corre columna abajo, llega, de pronto, una vaharada de olor a zarajo (para los no entendidos en casquería: intestinos de cordero enrollados en un sarmiento de parra que se sirven como aperitivo en algunas tabernas españolas). La gente sabe salada, las mujeres comparten abanico en el metro sin conocerse, se duerme por agotamiento y no por placer (porque no es posible que una masa húmeda de piel y pelo que intenta levitar sobre sábanas conozca siquiera el significado de la palabra placer), y todostodostodos los días, hay que decir, unas doscientas veces, poniendo los ojuelos en blanco: “Dios mío, qué calor hace”.

tumblr_mpgpx2ypxc1rgc136o1_500

Sobaco desconocido, te siento mi hermano porque sudas como yo.

Es LA VERDAD UNIVERSAL. Da igual quiénes seamos, qué gilipollez votemos, si vestimos polo rosa o nos hacemos nuestras propias sandalias con cartones de leche, si nos va el látex o el rollo cari, si somos pulcras personas de largo apellido o nos criamos en un vertedero y nos gusta comer mierda de perro a lo Divine: en mitad del verano chulapo, ya se encuentre usted en un ascensor, en una tienda abarrotada o en un vagón de metro, llega un momento en el que las barreras caen y las almas se unen. Alguien gime: “Dios mío, qué calor hace. ¿Cómo puede hacer tanto calor?”. Y entonces los corazones de los presentes se hermanan y laten como uno solo, porque jamás hubo una sensación más universal que ESTE PUTO CALOR. Si el Caudillo levantase la cabeza, dejaría de lado esas patrañas del Cara al Sol, reuniría a sus juventudes en una plaza sin árboles en pleno agosto y listo.

Ayquécaló con la camisa nueva.

Ayquécaló con la camisa nueva.

Y es que no hay mayor empatía que la que producen el odio hacia una persona y el puto calor. El primer modelo de empatía, el del odio hacia una misma persona, se produce exclusivamente en grupos de amigos, en ambientes laborales y entre compañeros de piso. El segundo, el del PUTO CALOR, es UNIVERSAL y sucede en todas partes. Me da igual lo que me cuente un señor en voice over en el documental de La 2: yo sé que en esa aldea de chozas, esas bellas personas de prietos culos color de ébano y pezones colgantes que hablan con chasquidos y tienen más de treinta nombres distintos para designar la tierra rojiza, cada veinte minutos, cuando las cámaras de algún documental no les están grabando, también se miran unos a otros y se hermanan ante el grito de QUÉ PUTO CALOR. Eso, y el odio, es lo que forja los lazos afectivos de las sociedades.

Es insoportable, cariño, no puedo más con este calor. Casémonos.

El verano llega invocando esa sudoración imparable que nos hace perder parte de nuestra alma. Ten por seguro que las lorzas seguirán intactas en su sitio, pero tu alma se derramará en forma de ardientes goterones y te volverás un muñeco sin voluntad en manos del bochorno. Y aquí es cuando, tras este tomazo de introducción que no lleva a ningún sitio, me seco la nuca y me dispongo a contar la chorrada que hoy ocupa mi mente:

Madrid. Agosto. 12 de la noche. Calle desierta en las inmediaciones del Barrio de Salamanca. Camino por la acera con un amigo. Pensamos que en ese barrio, con tanta pasta, el aire acondicionado se filtraría a través de los muros. Pero no. Ambos vamos dejando el obligado reguero de sudor y, cada trece pasos, celebramos esa reunión cumbre de la amistad en verano que es el pararse y suspirar un ayquécalor. El calor ya no es calor, son llamaradas. La gente ha debido morir en sus camas. Y, de pronto, apoyada en la puerta de un edificio, una figura se remueve y dos perros enanos descontrolados ladran. Correas tirantes, histeria chiguagua. A la señora, una dama pulcra de Madrid que mantiene intactos la pulcritud y el traje sastre a pesar de la ciudad en llamas, se la ve sufrida. Tiene la mirada perdida y se le derrite la laca. Los ojos de los perros furiosos casi saltan de sus cuencas para golpear a mi amigo. Guau guau. “Perdone-dice la señora-Es que no están acostumbrados. Como no hay hombres en casa…”. E inmediatamente después de decirlo, se lleva la mano a la boca, escandalizada de sus propias palabras. Seguimos caminando, y la vamos viendo hacerse pequeñita, minúscula en su dignidad y su vergüenza. Oh, Madrid sudoroso y sucio, ¿qué has hecho con tus vapores, cómo has conseguido llegar hasta las entrañas de Mariví y hacerla pronunciar esas palabras de ramera? ¿Debemos llamar al Padre Fortea para un exorcismo exprés o se pasará con un Lexatín y medio y un partido de squash? Oh, Madrid en llamas que enajenas nuestras mentes y nos haces escribir sandeces al calor del ventilador, te lo suplico: SAL DE NUESTROS CUERPOS.

Etiquetado , , , , , ,

6 pensamientos en “PUTO CALOR, TÚ QUE UNES Y TRASTORNAS NUESTRAS ALMAS

  1. Víctor dice:

    risas y más risas

  2. good nevertheless they even now don’t contain any Laptop or computer release obtainable but. But, there’s no demand to look and feel undesirable as great.

  3. good Viacom 18 added support of watching TV shows which are currently played in Tv channels such as colors TV and some other channels. nice.

  4. good you can nonetheless appreciate the HD film encounter everywhere you proceed. The Showbox APK download gives users gain access to to a film data source with over 10,000 films and displays. good.

  5. awesome you can nonetheless appreciate the HD film encounter everywhere you proceed. The Showbox APK download gives users gain access to to a film data source with over 10,000 films and displays nice.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

la contraeducación

la educación de la no-educación

SINSUEÑO

todavía recuerdo cuando podía dormir

Porque usted se lo merece

marujeo postmoderno

La maruja común cotillea en la pelu; la postmoderna tiene un blog.

La medicina de Tongoy

Porque usted se lo merece

Inestable

Tensiones en el arte contemporáneo

La Acacia Suspira

Porque usted se lo merece

BU2ON

Porque usted se lo merece

milodonymadrono.wordpress.com/

Quemad Madrid o llevadme a la López Ibor

Porque usted se lo merece

Porque usted se lo merece

Ana Galvañ

Porque usted se lo merece

Francisconixon

Porque usted se lo merece

GLÜCK, niños con suerte

Porque usted se lo merece

loly planet

Porque usted se lo merece

PlanetaImaginario

Porque usted se lo merece

JAVI CAMINO

Porque usted se lo merece

IAV

Porque usted se lo merece

La abuela bloguera

Porque usted se lo merece

A %d blogueros les gusta esto: