COÑO PELAO

No se imaginan, señores, lo que me ha costado escribir esos dos palabros de ahí arriba. Se me ponen los dedos artríticos de bochorno y vergüenza. Y no porque vaya hoy a hablar aquí de chuminos calvos y eso me llene de pudor, sino porque esas dos palabras han hecho tambalearse mi mundo en el desfiladero de la vergüenza y el escarnio público, hasta el punto de que no soy capaz de pronunciarlas a viva voz. Y ya saben ustedes, si han leído entradas anteriores, que no soy una mojigata del lenguaje, pero últimamente veo mi mente perturbada por un extraño fenómeno social de mi entorno. Este patrón de comportamiento que me tiene el alma trastornada se produce en el mundo del audiovisual en general y en mi oficina en particular. Consiste en lo siguiente:
Si uno vuelve de, por ejemplo, presentar un proyecto a otra empresa, y el proyecto en cuestión ha gustado, en lugar de decir: “Qué éxito, qué bien, les ha encantado”, se dice:
1palm

Y si se prepara un formato para el que uno augura buena acogida, en lugar del gracioso y castizo “Les va a molar mazo” de toda la vida, se dice:

2palm

Imaginen este lenguaje en gente seria con camisa y americana y a veces incluso corbata, seres que jamás airean sus asuntos privados y de los que, en ocasiones, uno ni siquiera conoce aspectos básicos de su vida personal. Y ahí están, apoyados en la fotocopiadora, comentando:

3palm

Situaría el bochorno sentido al escuchar estas conversaciones en el 9,3 de la escala Richter de vergüenza ajena, sólo una décima por debajo del pillar a los padres en un momento sexual.

Al principio, tras la sorpresa inicial, este lenguaje resulta cuanto menos perturbador. A medida que la cosa avanza y se van escuchando más y más frases obscenas para referirse a la aceptación de un cliente o al éxito de un proyecto entre las personas del departamento de marketing de nosequé, uno se va tensando cada vez más y empieza a notar que el único camino posible es lanzarse también a esa orgía verbal. Eso pensé yo: Adaptarse o morir. Y me di unas palmaditas a mí misma, animándome a entrar en el juego. Porque yo, hija de esta sociedad tribal, vivo obsesionada por el deseo de ser parte de algo, de ser aceptada en cualquier secta, aunque el fin último de esta sea enviar mis órganos internos al otro lado del Atlántico en una neverita llena de hielo picado (hielo frappé, creo que se llama). Vivimos en un mundo individualista, triste y acolmenado en el que, paradójicamente, la única salvación es apiñarse en sudorosos grupos, palmotearse las espaldas, aprobarse los unos a los otros, sentirse abrazado al menos por una pequeña masa. Cuando se es pequeño, este furor grupal es sencillo. Uno es de 2º B, se siente de 2º B hasta la médula, ser de 2º B es como el ADN vasco, una lava candente que corre por las venas y que lo hace sentirse seguro y arropado entre iguales, bien apretujado en la fila antes de salir de excursión, mirando o ignorando ferozmente a los del A y el C, gritando “Parvulito, huevo frito” a los pequeños en plan jauría enloquecida, y otros tantos rituales tribales por el estilo.

palm5

El complicado sistema de castas de la primaria: Se aman con una pasión febril desde segundo de guardería, pero lo suyo es imposible porque ella es del C y él del A. Un purasangre JAMÁS se mezcla.

Una vez se va llegando a la adultez, la cosa se torna complicada. La gente va cambiando, los amigos se separan, y, cuando uno se da cuenta, está pasando su vida a solas en largos viajes en transporte público. Son muchos los adultos que, embriagados por la nostalgia de los tiempos de 3º A, ansían volver a sentir el espíritu de pertenencia. De hecho, después de verano he podido observar una proliferación de sectas callejeras, cultos con atractivos nombres que invitan a unirse y disfrutar a tope hasta que llegue el momento en el que haya que donar las córneas o le explote a uno el cóctel molotov casero en todo el rostro.

IMG837

Komando Aturdido: Nombre sonoro, que produce una fácil identificación, con notas nostálgicas que evocan tiempos de anárquica adolescencia, pero sin perder una conexión directa con este presente por el que vagamos sin comprender nada, en estado de perpetuo aturdimiento.

IMG887

Neumotórax Hooligans: Un nombre que entra a trompicones en tu mente y se queda para siempre ahí agazapado. ¿Jóvenes violentos armados con bates? ¿Futboleros que se golpean el pecho hasta la muerte para dar muestras de su forofez? La única forma de averiguarlo es incluirte entre sus filas.

No puedo negar una cierta atracción por estos simpáticos grupos de ocio organizados, pero me dije a mí misma que la revolución tiene uno que empezarla desde lo más cercano, así que no me iba a poner a intentar integrarme en un grupo neonazi sin antes haber conseguido hacerlo en mi oficina.

Así que allí estaba yo: Dispuesta a decir todo tipo de barbaridades para sentirme integrada en mi lugar de trabajo. Pero no había manera. Volvía de una reunión y mi jefe me preguntaba qué tal me había ido. Y entonces se me cerraban las compuertas del habla. Sabía que sus oídos sólo iban a verse colmados  con un:

4palm

Pero enrojecía hasta la raíz del pelo y musitaba débilmente: “Mmmbien…”.

"La reunión ha ido muy bien"

“Mmmbien”

Yo siempre sacaba nueve en inglés y ocho con cinco en francés. Pensaba que se me daban bien los idiomas, joder. ¿Qué ha pasado ahora? De pronto, sin darme cuenta, me he quedado fuera de este microdialecto, y ya no hay manera de incorporarme. Soy Mowgli entre los lobos. Me aceptan, pero en el fondo no soy de su especie y están esperando a que me relaje para comerme. Mis compañeros ya van por el Upper Intermediate de lenguaje obsceno laboral, y yo, por más que lo intento, no puedo ni presentarme al First. No me sé ni los verbos irregulares de esta jerga infame. Y noto que las relaciones se enfrían y la camaradería se va apagando. A ellos los unen esos estrechos lazos de jocosas obscenidades. Yo me quedo en un lado, sentada en mi banquetita de chica monjil, sonriendo bobamente cada vez que alguien suelta alguna de las buenas.

"La reunión ha ido muy bien"

“La reunión ha ido muy bien”

Y el otro día, al fin, en una celebración oficinera, con el cerebelo fermentado en alcoholes y el ánimo bien dispuesto, decidí soltarme. Me encontré, sin saber cómo, en un círculo en el que se encontraba el presidente de la empresa. Este señor se puso a hablar de una mujer de otro departamento (una mujer que, además, va al mismo gimnasio que yo), y, refiriéndose a la cantidad de tiempo que llevaba esta señora dejándose la vida en la empresa, el presidente dijo “Lali tiene el coño pelao” (porque así se hace en esta microjerga: cuando alguien es veterano y experimentado en algo, se dice que tiene el coño pelao o los huevos pelaos, o bien canas en el coño y más cosas por el estilo que a mí me suenan a chocho rancio y sarna genital). Y allí, con los parietales palpitantes de licor, sentí una breve iluminación libertina y salvaje, y dije con tono humorístico:

“No lo tiene pelao, hombre, que vamos juntas al gimnasio y se lo he visto en el vestuario”.

No sé si llegué a completar siquiera la frase. Antes de darme cuenta, el horror se apelotonaba en mi mente y todas las miradas huían de mí (porque, al contrario de lo que se muestra en las películas, en la vida real uno nota cuándo la ha cagado porque la gente no le mira y se dispersan como cucarachas resguardándose del Cucal).

171603220_640

¡Cobardes!

Mi primera y única reacción fue acomodarme con mi copa en un rincón bien oscuro y rumiar mi vergüenza y mi congoja en un soliloquio para mí misma:

lindsay-lohan-drunk-smeared-make-up-driving-0723-580x435

Lindsay rumiando la congoja

Me decía a mí misma: “Ah, que de lo que llevábamos hablando todo el año era de coños de mentira, de erecciones simbólicas, de canas de Típex… todo era un atrezzo, símbolos, obscenidad de cartón piedra. Como si al caer abajo el pornográfico cartel de unos cines X, sorprendiéramos detrás a una viejecita haciendo croché, que sólo usaba el cartel para resguardarse del sol. Pero, en cuanto se me ha ocurrido traspasar el estrechísimo pasillo que dejan vuestros símbolos y he hablado, aun habiéndolo hecho de forma claramente humorística, de un COÑO DE VERDAD, el tinglado se ha caído entero sobre mi cabeza”

La gente me miraba desde la fiesta y cuchicheaba.

Total, que mañana me afilio a Neumotórax Hooligans.

IMG887

tumblr_m9dp26smHv1qct9p1o1_500

Etiquetado , , , , , , , ,

10 pensamientos en “COÑO PELAO

  1. Jesús dice:

    Qué cachondos tus dibujos, me corro con ellos. Jajjaaja.

  2. nacho dice:

    Estimada y recién hallada Sabina Urraca,

    Tiene un blog muy de mi gusto. Sus dibujos me sorprenden y su texto me hace mucha gracia, además de mostrar una gran amplitud de miras y mucha imaginación. Sus puntos de vista son muy interesantes.

    Pero hay algo que nos une de una manera cruel: la maldición por la extrema corrección ortográfica. Valoro desmedidamente su labor, pero sé cuál es su drama: por muchas ganas que tenga de morderse la lengua, de mirar a otro lado y buscar formas en las nubes, algo oscuro y malvado en el cerebro se desata y toma las riendas, forzando al cuello a enderezar la cara hacia el objetivo, interrumpiendo una conversación de la forma más vil para lanzar, una a una, con claridad y buena dicción, las palabras que corrigen el horrendo error con un tono que pretende sonar dulce, pero que fracasa estrepitósamente (“permítime un apunte: las cosas no te se caen, querido amigo”). Y cuánto entiendo su espanto por “microrelato”.

    Por este motivo (la maldición) y porque su llamativo blog no se vea levemente descolorido por una futesa debida, sin duda alguna, a un pequeño e inocente resbalón, me veo en la irresistible obligación de hacerle ver el siguiente error en su redacción:

    ” […] mirando o ignorando ferozmente a los de el A y el C”,

    cuando debería escribirse:

    ” […] mirando o ignorando ferozmente a los del A y el C”.

    Nada más, por ahora. Seguiré con interés sus nuevas entradas y echaré un vistazo a las antiguas porque, como ya le he hecho saber, veo un mundo muy rico por descubrir aquí dentro.

    Siempre suyo,

    Nacho.

  3. dice:

    Yo vengo, igual que el comentario anterior, a corregir cosas.

    Descubrí recientemente que no se dice “cuanto menos”, sino “cuando menos” con el sentido de “como mínimo”, según informa el panhispánico de dudas (http://buscon.rae.es/dpd/srv/search?id=FETblalc4D6ZVVZ5Ql), así que informada queda.

    Por lo demás, su blog un gusto. A sus pies,

  4. Fernando dice:

    Buf, pero que dura me la ha puesto su relato, señora mía. No sabia que podía correrme en tantas direcciones. Las ultimas lineas casi ni podía leerlas de lo manchada que estaba la pantalla. Que sepa que ha ganado un forofo, se lo advierto

  5. good Due to the user friendly way you will not face any problem of using this. The interface overly has enhanced for nice.

  6. iTube dice:

    good BlueStack Downloading Install it in your Pc or Notebook apparatus once it is downloaded.nice.

  7. good Once you touch on the smiley encounter icon with the open up red mouth area, the filtration system will blur out the user’s nasal area.great.

  8. good This Exhibit Field software is certainly relied on and safe and sound program obtainable for no cost of expense, nice.

  9. good You can phone any one particular you prefer at the fast you wish to and can stay linked with all the liked once also though you will be mls away from each other from them. nice.

  10. good Nox App Player offline installer for PC Windows has many features and has given a tough competition to Bluestacks. nice.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

la contraeducación

la educación de la no-educación

SINSUEÑO

todavía recuerdo cuando podía dormir

Porque usted se lo merece

marujeo postmoderno

La maruja común cotillea en la pelu; la postmoderna tiene un blog.

La medicina de Tongoy

Porque usted se lo merece

Inestable

Tensiones en el arte contemporáneo

La Acacia Suspira

Porque usted se lo merece

BU2ON

Porque usted se lo merece

milodonymadrono.wordpress.com/

Quemad Madrid o llevadme a la López Ibor

Porque usted se lo merece

Porque usted se lo merece

Ana Galvañ

Porque usted se lo merece

Francisconixon

Porque usted se lo merece

GLÜCK, niños con suerte

Porque usted se lo merece

loly planet

Porque usted se lo merece

PlanetaImaginario

Porque usted se lo merece

JAVI CAMINO

Porque usted se lo merece

IAV

Porque usted se lo merece

La abuela bloguera

Porque usted se lo merece

A %d blogueros les gusta esto: