Archivo de la etiqueta: calendario maldito

CALENDARIO MALDITO: SEGUNDA ENTREGA

El joven proletario se levanta con esfuerzo. Hace días que le duelen los riñones de colocar cajas de zapatos en los estantes más altos de la tienda bajo la atenta mirada del patrón. La propuesta que le hicieron anoche al cierre le martillea las sienes. No es mucho dinero el que se le ofrece, pero quizás con él podría comprar un poco de mantequilla. Mientras bebe su malta aguada y su rebanada de pan negro se tuesta en la lumbre, arranca la hoja del calendario. Hoy cumple 17 años.

Imagen

Esa misma noche, en la trastienda, el joven proletario se arma de valor. A cuatro patas, abre la boca, saca la lengua, lame el mocasín manchado de mierda. El látigo restalla contra su tierno culo. La mujer del patrón suspira de placer.

Etiquetado , , , , ,

CALENDARIO MALDITO: PRIMERA ENTREGA

La joven zoófila se levanta. Mira por la ventana el club hípico de la colina. Lo intuía desde niña, cuando los colmillos inferiores salientes de Chupi le aceleraban el corazón. Chupi era el pekinés de su tía. Cuando a los quince años, al leer por primera vez la expresión “sex appeal” en un Cosmopolitan , cerró los ojos con fuerza y su mente le regaló la imagen de los piños de Lolo, lo supo definitivamente.

Se prepara un café y arranca la hoja del calendario del día de ayer. El calendario se lo regaló la notaría en la que trabaja. Hoy empieza mayo. Lee el mensaje de comienzo de mes con atención. Se ruboriza con el calor de quien jamás se ha atrevido a dar el paso definitivo. Se ruboriza con la intensidad de una treintañera que jamás se ha desnudado ante nadie. Se ruboriza con el color granate de quien siente que se le está dando vía libre para cumplir sus sueños.

10247247_10202714560158345_7473380183913675781_n

Aquella noche la encontraron muerta, empalada por el caballo castaño más joven del club hípico.

Etiquetado , , , ,
la contraeducación

la educación de la no-educación

SINSUEÑO

todavía recuerdo cuando podía dormir

Porque usted se lo merece

marujeo postmoderno

La maruja común cotillea en la pelu; la postmoderna tiene un blog.

La medicina de Tongoy

Porque usted se lo merece

Inestable

Tensiones en el arte contemporáneo

La Acacia Suspira

Porque usted se lo merece

BU2ON

Porque usted se lo merece

milodonymadrono.wordpress.com/

Quemad Madrid o llevadme a la López Ibor

Porque usted se lo merece

Porque usted se lo merece

Ana Galvañ

Porque usted se lo merece

Francisconixon

Porque usted se lo merece

GLÜCK, niños con suerte

Porque usted se lo merece

loly planet

Porque usted se lo merece

PlanetaImaginario

Porque usted se lo merece

JAVI CAMINO

Porque usted se lo merece

IAV

Porque usted se lo merece

La abuela bloguera

Porque usted se lo merece