Archivo de la etiqueta: sadomasoquismo

CALENDARIO MALDITO: SEGUNDA ENTREGA

El joven proletario se levanta con esfuerzo. Hace días que le duelen los riñones de colocar cajas de zapatos en los estantes más altos de la tienda bajo la atenta mirada del patrón. La propuesta que le hicieron anoche al cierre le martillea las sienes. No es mucho dinero el que se le ofrece, pero quizás con él podría comprar un poco de mantequilla. Mientras bebe su malta aguada y su rebanada de pan negro se tuesta en la lumbre, arranca la hoja del calendario. Hoy cumple 17 años.

Imagen

Esa misma noche, en la trastienda, el joven proletario se arma de valor. A cuatro patas, abre la boca, saca la lengua, lame el mocasín manchado de mierda. El látigo restalla contra su tierno culo. La mujer del patrón suspira de placer.

Etiquetado , , , , ,

TÚ BUSCAS MIERDA Y YO TE LA DOY (Edición especial gente que da pena y ternura)

Ya expliqué en entregas anteriores de “Tú buscas mierda y yo te la doy” (las pueden leer aquí y aquí) qué bajas pasiones se despiertan en mi corazón cuando me asomo al apartado de búsquedas por las cuales la gente ha llegado a mi blog, pero volveré a contar brevemente de qué va este asunto, y cómo procedo para escribir este tipo de posts.

1. Voy al apartado de búsquedas.

2. De entre todas las búsquedas (absurdeces, filias varias, mucha cosa ilegal, mucha confusión vital) elijo las que más gracia me hacen.

3. Dibujo lo que esa búsqueda me sugiere, y hago un breve comentario.

4. Chimpún.

(Aclaro de nuevo, como lo hice la última vez, que he querido respetar las faltas ortográficas de las búsquedas, ya que estas son parte de su esencia).

Vamos allá, pues:

Las búsquedas de los últimos tiempos han confirmado una sospecha que tenía desde los inicios de Sopapo: Hay mucha, muchísima gente que no sabe para qué sirve la barra del buscador de google. Ven ese espacio en blanco y se lanzan, ahí, a lo loco, a dar rienda suelta a las basuras más grandes de su alma (con gran regocijo por mi parte, claro está). Y, de pronto, la barra de Google lo es TODO: un amigo, un confesionario, el pozo negro de las angustias, un panel de anuncios en el que pregonar alguna guarrada que has hecho… sin que ninguna de estas proclamas vayan a tener en ningún momento un destinatario ni una solución. Es sólo eso, apuntarlo ahí, darle a “Voy a tener suerte”, y no esperar nada. Estas confesiones van desde un clásico, y no por ello menos inquietante, “urgente por que agujero se mete la polla” al desconcertante “de que me hablas? callate y sigue caminando basura”, pasando por ese tierno y lastimero “ya pero yo me como siempre toda la carne” , todas ellas búsquedas verídicas registradas en mi blog en estas últimas semanas. La primera búsqueda me parece, dentro de ese infierno de desinformación sexual que sugiere, algo normal, comprensible: dudas sobre algo, vas a esta nuestra querida Internet y preguntas. Pero, ¿la segunda y la tercera? ¿Qué lleva a alguien a introducir ese mensaje iracundo de “de que me hablas? callate y sigue caminando basura”? ¿No parece un sendero mental esquizofrénico para descargar la ira contra su esclavo porteador (y terriblemente charlatán)?

animales_granja_15

Confine a su porteador charlatán de confianza a las galeras de un barco y contrate a estos silenciosos y encantadores conejos.

¿Y ese “ya pero yo me como siempre toda la carne”? ¿Qué clase de niña, en lugar de buscar en google images fotos de los genitales hermafroditas de Justin Bieber, como cualquier joven sana de su edad haría, protesta contra las ansias de cebarla de su señora madre, y se justifica ante Google con ese “ya pero yo me como siempre toda la carne”?

tumblr_m57dxmA4Dm1qc8v0no1_500

Cualquier actividad preadolescente será considerada normal y mentalmente sana siempre y cuando en ella se incluya a Justin, ya sea en soporte musical o fotográfico.

La pregunta es: ¿Qué pretende obtener esta pobre gente plasmando sus angustias en esa barra en blanco? ¿De verdad creen que van a obtener una respuesta a problemas tan personales y concretos, que ni siquiera especifican demasiado? Se me ocurren varias tesis posibles alrededor de este tema, y varios títulos para las mismas: “La barra de Google: las plegarias a la Virgen o el teléfono de la esperanza del siglo XXI”, o bien: “La barra de Google, el vertedero emocional de nuestro tiempo”. Y, ¿por qué no?, también podría publicarse un bonito “Primer certamen de microrrelatos en barra de Google”. O incluso una novelita rosa titulada “Querido diario (desnudando mi alma a la barra de Google)”.

Como estas últimas semanas la afluencia de búsquedas de este tipo ha sido descomunal, he decidido elegir las cinco que, por unas u otras razones, me parecían las más tiernas y necesitadas de ayuda inmediata.

Ahí va la primera:

culito

“Me disen culito delicado” “Culito delicado me disen”

Comentario a “Me disen culito delicado”, “Culito delicado me disen”:

Estas dos búsquedas me plantean la siguiente duda: ¿Hay un pobre ser que, tras realizar la primera búsqueda y no encontrando respuesta, decidió replantearla cambiando el orden de las palabras para ver si así sí, o bien hay dos almas gemelas en dos partes diferentes del planeta, dos corazones solitarios que son ninguneados en sus pueblos, recibiendo el terrible apodo de “culito delicado”? Si es así, deberían conocerse y aplicarse aloe vera mutuamente para aliviar el escozor de salva sea la parte.

cosas bonitas

“bellas imagenes para enseñar a mis tios”

Comentario a “bellas imagenes para enseñar a mis tios”:

Al leer este comentario, imaginé a un joven recién independizado, recién estrenado propietario de un pisito de protección oficial, esperando la visita de unos parientes. Todo está listo: el suelo resplandeciente, las camas hechas, los cuadros colgados, el café haciéndose y la lata de galletas danesas con sus dos plantas intactas. El joven está ansioso por agradar, y no quiere que nada en su nuevo hogar rompa la idea de que es un chico hacendoso. Sus tíos le criaron cuando sus padres fueron abducidos por los ovnis. Les debe todo lo que es. Así, en este momento de angustia y espera, el joven decide que quiere más, que aún falta la gota que colme el vaso de la perfección sobrinística, de modo que se lanza sobre su pulcro portátil y, con las manos temblando, teclea: bellas imagenes para enseñar a mis tios.

He intentado darle a este joven lo que pedía, a pesar de que me deprime profundamente la imagen de una familia reunida en torno a un ordenador observando imágenes de atardeceres de fondo de escritorio. He puesto una niña encantadora y aria, un cachorrillo en todas las graciosas posturas que se me han ocurrido, una bella flor y un sobrecogedor amanecer. Ahí tienes tus bellas imágenes, chato.

renfe

“Locomotora del horror llenas de fuego tú”

Comentario a “Locomotora del horror llenas de fuego tú”:

Sobrecogida quedé por esta búsqueda, mezcla de poema ludista de bella sonoridad y mantra urbano-demoníaco para espantar el humo de los coches. Minutos más tarde, caí en la cuenta de que probablemente se trate de un grito de desesperación e ira llameante tras haber intentado comprar un billete en la página web de Renfe, misión imposible y quebradero de cabeza para gran parte de la población. Así que la próxima vez que la telefonista de Renfe me asegure “pues no sé por qué no puedes comprar el billete, yo estoy iniciando el proceso desde mi ordenador sin ningún problema”, gritaré LOCOMOTORA DEL HORROR LLENAS DE FUEGO TÚ y colgaré.

petting

“pubertad que es mejor sopapo o toqeteo en pareja?”

Comentario a “pubertad que es mejor sopapo o toqeteo en pareja?”:

Seré seca y cortante con respecto a este tema, ya que la imagen sintetiza bastante bien mi mensaje. Queridos indolescentes: no os peguéis ni por asomo. Reservad el sadomasoquismo para más adelante, cuando os hayáis aburrido del sexo tierno y animal. Ahora lo que tenéis que hacer es lanzaros al mundo mágico e hipnótico del petting. No os arrepentiréis.

justificante

“Justificante hacia los maestros por no asistir a las clases porque me senti mal”

Comentario de “Justificante hacia los maestros por no asistir a las clases porque me senti mal”:

Aquí lo tienes. Pero no abuses de mi confianza.

Etiquetado , , , , , , , , , , , ,
la contraeducación

la educación de la no-educación

SINSUEÑO

todavía recuerdo cuando podía dormir

Porque usted se lo merece

marujeo postmoderno

La maruja común cotillea en la pelu; la postmoderna tiene un blog.

La medicina de Tongoy

Porque usted se lo merece

Inestable

Tensiones en el arte contemporáneo

La Acacia Suspira

Porque usted se lo merece

BU2ON

Porque usted se lo merece

milodonymadrono.wordpress.com/

Quemad Madrid o llevadme a la López Ibor

Porque usted se lo merece

Porque usted se lo merece

Ana Galvañ

Porque usted se lo merece

Francisconixon

Porque usted se lo merece

GLÜCK, niños con suerte

Porque usted se lo merece

loly planet

Porque usted se lo merece

PlanetaImaginario

Porque usted se lo merece

JAVI CAMINO

Porque usted se lo merece

IAV

Porque usted se lo merece

La abuela bloguera

Porque usted se lo merece